El método Lean Startup

El método Lean Startup es un enfoque extremadamente eficaz para desarrollar un nuevo producto. Utiliza la idea conocida como el bucle construir-medir-aprender para probar la viabilidad de una idea de negocio y crear un producto mínimo viable. 

Este concepto no es un producto completo y no debería llevar mucho tiempo crearlo. Es un componente esencial del proceso, ya que puede ofrecer datos muy valiosos para perfeccionar tu plan de negocio y hacerlo aún mejor.

El método Lean Startup tiene muchas ventajas. Por ejemplo, puede ser utilizado por casi cualquier tipo de empresa que quiera probar una idea. 

Dado que el método Lean Startup requiere poco capital para su aplicación, permite a las empresas poner a prueba sus ideas de forma más rápida y económica de lo que podrían hacerlo de otro modo. 

En VYou te ofrecemos la posibilidad de implementar un elemento indispensable hoy en día dentro de cualquier empresa que quiera tener presencia en el marco digital. Estamos hablando de una solución de gestión de usuarios y accesos a tu portal web o app.

Nosotros nos encargamos de todo, instalación y gestión en menos de 24 horas, para que puedas desarrollar tu proyecto sin invertir en un departamento de IT.

Nuestro sistema de gestión de usuarios se adapta perfectamente al concepto representado por el método Lean Startup, ya que te permite su implementación en cualquier punto del desarrollo de tu idea, así como si empiezas de nuevo.

Al aplicar este método, las empresas pueden evitar procesos costosos y alcanzar el éxito más rápidamente. Son muchas las ventajas de utilizar el método Lean Startup. Así que, ¿por qué no probarlo?

El método Lean Startup se centra en poner a prueba las hipótesis sobre los nuevos productos antes de lanzarlos. Al crear un MVP (Minimum Viable Product), se reduce el riesgo de lanzar el producto equivocado. 

Las suposiciones son simplemente ideas o conceptos no probados. Por ejemplo, puedes pensar que la gente te pagará por tu nuevo producto o utilizará tu servicio. Sin embargo, si esta hipótesis resulta ser falsa, puedes abandonarla fácilmente y volver a la mesa de dibujo. 

El método Lean Startup y el smoke test

Para llevar a cabo el método Lean Startup debemos volver al concepto mencionado anteriormente como bucle, en el que se menciona una cadena de 3 elementos, construir-medir-aprender.

Una de las mejores maneras de agrupar estas 3 acciones es a través de un smoke test.

El smoke test nos permite simular un producto o negocio sin que realmente exista. Vamos  averlo con más detalle con un ejemplo.

Construir

En el primer paso, el de construir, se trata de desarrollar un entorno capaz de simular un escenario con el concepto o la idea que queremos lanzar al mercado. 

En este punto debemos ser capaces de mostrarnos delante de nuestro segmento de mercado o público objetivo para ver cómo podemos solucionar sus necesidades, lo que nos lleva al siguiente paso, medir.

Medir

Este segundo paso trata de captar la información del usuario para ayudarnos a obtener datos. Estamos exponiendo nuestra idea de negocio y necesitamos llevar a cabo una serie de preguntas para calcular la viabilidad de la misma.

Es fundamental ser capaces de impactar sobre aquellos usuarios a los que queremos vender nuestra idea o producto, porque solo así seremos capaces de lograr resultados.

Aprender

Este es el último paso en un smoke test, algo que permite realmente poner en valor el método Lean Startup.

Habiendo captado las necesidades e inquietudes de nuestro target de clientes y habiendo puesto nuestra idea de negocio a la palestra, debemos sacar las conclusiones que nos permitirán adaptarnos a los requerimientos de nuestro público objetivo y aplicarla sobre el producto.

Solo así seremos capaces de ofrecer aquello que están buscando y sin haber, en muchas ocasiones, iniciado el proceso de desarrollo del mismo, evitándose así poner en riesgo el capital. 

Ejemplo de Lean Startup

Un ejemplo habitual de Lean Startup es Dropbox. Fundado por Stewart Butterfield, este servicio en línea era antes sólo un lugar para vender libros usados, pero hoy ofrece servicios para empresas y particulares. 

La empresa adaptó los principios del Lean Startup para desarrollar su oferta estrella, el Kindle. También se ha convertido en un líder internacional del almacenamiento en la nube. 

GE, uno de los principales desarrolladores de software, también utilizó las Lean Startups para crear una nueva versión de su software QuickBooks para autónomos.

Otro ejemplo de Lean Startup es Pebble, una innovadora antecesora a los conocidos smartwatch. Se lanzó a través de Kickstarter, un sitio de crowdfunding que ha ayudado a miles de Startups a lanzar sus productos al mercado gracias a donaciones. 

Zappos es otro ejemplo de éxito de una Lean Startup. Los fundadores de ambas empresas realizaron una amplia investigación y un prototipo de su producto para ver si satisfacía la demanda. 

Este proceso es una parte clave para construir un negocio que tenga éxito. En ocasiones, grandes ideas olvidan el paso previo de investigación, y si no son capaces de desarrollarlas de manera correcta pueden convertirse en un fracaso.

Una de las mejores formas de evitar costosos errores es desarrollar primero un Producto Mínimamente Viable (PMV). 

Un MVP es un producto que funciona para un público objetivo reducido. También se pueden realizar pruebas A/B en el mercado para determinar si funcionará. 

Esto es fundamental para ahorrar dinero en las primeras etapas de desarrollo y puede ayudarl a perfilar un mejor producto. Al hacer el MVP, ahorrarás tiempo y dinero antes de lanzar el producto real al mercado.

Y tú, ¿te apuntas a llevar a cabo tu idea con el método Lean Startup? Nuestro software de gestión de usuarios puede ser el aliado perfecto para llevar tu idea al siguiente nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba