Cómo acelerar el desarrollo de software manteniendo la calidad

Las empresas se enfrentan constantemente al reto de reducir el tiempo de comercialización para asegurarse de no perder cuota de mercado, y además se esfuerzan por conseguir una ventaja competitiva y ser las primeras. Tienen que adaptar rápidamente sus productos a las condiciones y requisitos cambiantes. Este reto ha convertido el tiempo en el recurso más valioso para la mayoría de los equipos de desarrollo de software. Todos intentan cumplir los plazos de lanzamiento de los productos y, para alcanzar este objetivo, siempre aspiran a acelerar el ritmo de desarrollo del software. Pero, ¿cómo? ¿Cómo pueden las empresas acelerar el desarrollo de software sin sacrificar la calidad? 

Establecer requisitos claros y una hoja de ruta 

Tener un objetivo, un alcance y unos requisitos claros hace que el desarrollo sea más rápido, evitando tener muchas reuniones y malentendidos. Aunque seguirá habiendo algunos retos en el camino, al menos los desarrolladores no tendrán que reescribir el código.

Limita tu trabajo en progreso (WIP)

Una cosa que ayuda a los desarrolladores a hacer más eficiente el proceso de desarrollo es limitar la cantidad de trabajos en curso, normalmente a uno. Cuando hay demasiadas tareas, las cosas tienden a ser abrumadoras. Los equipos que se ven abrumados por un elevado número de tareas tienden a trabajar con lentitud. 

Automatiza

Las pruebas automatizadas son probablemente la mejor manera de alcanzar un compromiso entre velocidad y calidad. Gracias a los scripts de repetición, cualquiera puede ejecutar pruebas en regresión sin necesidad de repetir los mismos pasos manualmente. Esto permite disponer de más tiempo para trabajar en las nuevas funciones, ya que las antiguas se comprueban automáticamente. 

CI/CD 

La integración continua (CI) es un enfoque de desarrollo de software, según el cual cada desarrollador del equipo fusiona los cambios de código en un repositorio central varias veces al día. La entrega continua es la práctica de automatizar el proceso de lanzamiento de software. La implementación de un canal de CI/CD puede aumentar significativamente la velocidad de desarrollo debido a muchos factores. Elimina los errores manuales, proporciona información instantánea y permite una rápida iteración. 

MVP

Otro enfoque que acelera el desarrollo de un producto es empezar con algo pequeño y progresar de forma constante a través de múltiples etapas o iteraciones. Construir un producto mínimo viable (MVP) antes de sumergirse en el desarrollo de un producto completo es siempre una buena idea para recoger los primeros comentarios y obtener la aprobación del mercado. Además, los usuarios finales suelen utilizar sólo hasta el 20% de la funcionalidad de un producto, por lo que no sólo es más fácil y rápido, sino también razonable, planificar primero el desarrollo de ese mínimo. 

Exigir una sólida documentación del producto

Todo proyecto debe estar documentado, incluyendo cómo se ha desarrollado el producto, las características soportadas, cualquier problema, etc. Invertir algo de tiempo en la documentación por adelantado ayudará a acelerar el proceso de desarrollo a largo plazo, especialmente si el producto está creciendo. 

Una sólida documentación del producto ayuda a seguir el progreso del proyecto y a incorporar nuevos miembros al equipo. También ayuda a que todos los implicados estén en la misma página. Si las partes interesadas tienen una pregunta, pueden consultarla en lugar de preguntar e interrumpir a los programadores o al PM.

Externalizar el desarrollo de software

Una de las formas más comunes de conseguir un desarrollo de software de alta calidad a gran velocidad es subcontratar el proceso a una empresa de desarrollo de software. La empresa se encarga de los diferentes procesos que hay que reducir o añadir para mejorar la velocidad de desarrollo.

Utiliza herramientas

En lugar de desarrollar algunas funcionalidades desde cero reinventando la rueda, investiga primero, lo más probable es que esa funcionalidad/herramienta ya exista. Por ejemplo, en lugar de desarrollar un sistema de inicio de sesión durante 2 semanas, basta con integrar VYou en un día. 

Todo desarrollador se enfrenta a numerosos retos durante el proceso de trabajo. Estas complejidades pueden estar asociadas a la parte técnica del proyecto (como una arquitectura de software compleja, integraciones de terceros, innovación, etc.), a los requisitos del proyecto (metas y objetivos poco claros), a plazos poco razonables (por ejemplo, cuando la duración estimada del proyecto no coincide con el alcance real del trabajo), a desajustes estructurales y a problemas internos de la empresa, etc. La producción de software se convierte en un reto aún mayor cuando el equipo tiene que lidiar con varias complejidades a la vez. Cuantos más problemas tengan, más lenta será la velocidad de desarrollo. 

Solicita una demo de VYou para saber cómo puedes acelerar la parte de desarrollo de software del sistema de gestión de accesos manteniendo la calidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba